03 junio 2008

Dejar de fumar

Por fin he dejado de fumar, bueno he redejado, porque ya había abandonado este mal hábito hace unos años y lo retomé una noche con amigos, simplemente por imbécil.

Lo tengo muy reciente, lo he dejado hace tres días nada más y por supuesto durante este tiempo le das vueltas a todo, el porqué, ventajas, inconvenientes y demás.

Te das cuenta de muchas cosas de las que no tienes ni idea cuando eres fumador activo:
  1. A nadie le gusta el sabor del tabaco. Por mucho que te diga la gente que fuman porque les gusta fumar, porque ellos lo dejan si les da la gana, porque si "patatín, porque si patatán", es un hecho, a nadie le gusta el sabor del tabaco, y a todo el mundo que fuma le ha costado comenzar a fumar entre tos y tos, y entre arcadas y mareos.
  2. Fumar no te hace más cool. Vemos una película y siempre vemos al que fuma como el más chulillo de todos y el más guay. Pues no, de hecho es el que más se fastidia cuando tiene que traer las bolsas de la tienda, porque con dos bolsas y un cigarro no das a basto..., siempre lo tienes molestando para todo y además quemándote la ropa
  3. Fumar relaja. Y una porra! la relajación que se siente con el tabaco es el simple efecto del mono que nos pide un cigarrillo para tranquilizarse.
Bueno hay muchas cosas más que van surgiendo sobre la marcha estos días, y que poco a poco se van yendo de la cabeza, a medida que se pierde el ansia. Lo que me alucina es lo pedazo imbéciles que somos los fumadores, porque además de estas cosas, sabemos que fumar no es nada saludable, que favorece la aparición de cánceres y que fastidiamos la salud, además de gastarnos un dineral  y tranquilamente seguimos fumando.

Otra cosa que me hace gracia son los intelectuales pro-tabaco; algún escritor, o músico, progre por lo general, que defiende su derecho a fumar donde le sale de las narices, precisamente porque es cool, y porque le da la gana, y porque lo deja cuando quiera.

Realmente son unos infelices, ni lo pueden dejar cuando quieren, ni son cool,  ni nada.

Hoy caminando por la calle me he dado cuenta de lo pedazo de cabrones que somos los fumadores. La gente que no fuma tiene mucho más agudizado el sentido del olfato  y estar con tres personas que están fumando en un semáforo es una sensación asquerosa.

Vas viendo las cosas de otra manera, pero atención, no puedo decir, de este agua no beberé; supongo que seré fumador en recuperación toda la vida, pero en fin, vamos a ver si lo podemos llevar con tranquilidad.

1 comentario:

valium online dijo...

El tabaquismo causa muchas enfermedades que afectan la salud de las personas como el cáncer, el asma y el enfisema pulmonar. Nosotros muchas veces somos culpables de las enfermedades que padecemos, está en nosotros la calidad de vida que queremos llevar. Si dejaramos de fumar cuantas enfermedades dejaríamos de tener y además cuantas muertes al año se evitarían por dejar de fumar. Se debe buscar alternativas para que las personas empiecen a dejar de fumar por el bien de su salud y de su economía.